Connect with us

META

El anestesiólogo al que el sacerdocio le ganó la batalla en su Villavicencio del alma

Published

on

10 años de estudio de pre y posgrado, cinco años de ejercicio de la anestesiología, dos años y medio de noviazgo con el proyecto de casarse… y el Dr. William Prieto Daza, de “Villao”, decidió a sus 30 años cambiar el quirófano por el seminario para convertirse en sacerdote, configurando su corazón con el de Cristo: célibe y disponible para muchas almas. Esto, hace 11 años.

-Padre William, ¿qué lo llevó a dar ese giro de 180º en su vida?

-¡Experimentaba la inquietud a la vida sacerdotal! Mi primer amor con el Señor fue a los 16 años, cuando recién llegaba a vivir a Bogotá para estudiar medicina en la Javeriana. Me recibieron unos tíos que iban mucho al Minuto de Dios y empecé a ir allí, pero poco a poco la medicina me fue absorbiendo y me enfrié totalmente. Después, cuando estudiaba anestesiología en la Nacional, tuve un accidente, me chucé con una aguja usada en un paciente renal crónico y me diagnosticaron Hepatitis C. Fue durísimo, pensé que me iba a morir. Estuve dos años en quimioterapia, madrugaba a las 4:00 a.m. a turno en el hospital para luego ir a un curso de biblia y terminé la residencia enamorado del Señor. ¡Me parecía una locura!

¿Una locura? Sí, estar concluyendo tres años de arduo estudio en una especialidad médica, como preámbulo a una exitosa carrera profesional, y preguntarse si, quizás, la propia felicidad se hallaba en otro camino.

Por eso la decisión inicial del entonces Dr. Prieto fue regresar a Villavicencio a ejercer la anestesiología y, paralelamente, seguir cultivando su vida espiritual y de servicio como líder de un equipo de profesionales en la parroquia a la que asistía. Finalmente, después de cinco años como anestesiólogo, ingresó al seminario de Siervos del Espíritu Santo en La Ceja (Antioquia) y luego se trasladó al Seminario Mayor Nuestra Señora del Carmen, en la capital del Meta, para concluir sus estudios de teología. Fue ordenado sacerdote el 21 de marzo de 2013, a sus 37 años.

-¿Y valió la pena ese cambio en su vida?

-Sí. Los tres primeros años fueron duros, porque estaba acostumbrado a la independencia y a la seguridad económica, y pensar que mi proyecto de vida ya no lo controlaba yo, ¡fue un salto de fe! También fue dura la ruptura con la persona con quien me iba a casar, pero poco a poco me fui sintiendo más tranquilo y contento.

Experiencias como médico

El deseo por estudiar medicina lo tuvo desde pequeño, y se atizaba más cuando veía a su mamá enferma. De ahí empezó a desarrollar su sensibilidad por el servicio a las demás personas y cuando fue madurando, observaba que en su región no había tantos médicos como se esperaba.

“Mi inquietud por la anestesiología surgió durante la carrera de medicina, pues me gustaba mucho la fisiología y esta tiene mucho que ver con el quehacer del anestesiólogo”, narra el hoy sacerdote.

Recuerda especialmente dos momentos que lo marcaron en su ejercicio como especialista, viviendo nuevamente en “Villao”: “por allá en el 2001 explotó una bomba que habían puesto las Farc y estaba de turno en la Clínica Martha, adonde llegaron muchos heridos y tuvimos que llamar a más compañeros. Fue un momento difícil. También lo fue el día en que se desplomó el techo en el área de recuperación del Hospital Departamental de Villavicencio y tuve que rescatar ahí mismo a los pacientes”.

Asimismo lo marcaron aquellos momentos de estrés que vive todo anestesiólogo: el manejo de la vía aérea, casos de trauma, paro cardiorrespiratorio, entre otros. Instantes en que debía reaccionar y actuar de inmediato para salvarle la vida al paciente. En efecto, no descarta la posibilidad de volver a ejercer la anestesiología, lo cual está poniendo en oración para tomar la mejor decisión.

Medicina de cuerpo y alma

Ahora, 11 años después de haber salido de los quirófanos, el padre William posee una visión más integral de la persona humana, pues ya siendo sacerdote lo enviaron a Roma a estudiar psicología y regresó a Colombia hace apenas unos meses.

-¿Cómo se conjuga la visión de un médico anestesiólogo, un sacerdote y un psicólogo?

-Ciertamente en el campo de la medicina y de una rama como la anestesiología sí se corre el riesgo de dividir al hombre, olvidando que tiene una vida y una familia, al punto de verlo solo como un cliente. Los médicos tenemos que humanizarnos, ver que la persona tiene sus miedos y llega a la sala de cirugía con incertidumbres. Por eso, cuando ejercía la medicina oraba con los pacientes. Y la psicología ha sido un complemento para comprender mejor el misterio insondable del hombre, como universo y ser único.

Esta mirada personalista del ser humano le permite, además, tener claridad sobre cómo el ejercicio médico respeta la vida cuando promueve prácticas como los cuidados paliativos, a diferencia de la eutanasia o el encarnizamiento terapéutico: “debemos encontrar un punto en común que es, precisamente, la dignidad de la persona humana, independientemente de que se crea o no en un ser superior”, afirma.

El padre William, además de ser el vicario (mano derecha del párroco) de la parroquia María Madre de la Iglesia de la capital del Meta, atiende en el sacramento de la confesión o reconciliación y brinda asesoría psicológica a quienes se la solicitan, escucha a familias, matrimonios y jóvenes.

Incluso tuvo bastante trabajo previo a la visita del Papa Francisco a Colombia, en septiembre pasado, participando en las jornadas de “confesatón” en centros comerciales y preparándose para recibir la avanzada del Sumo Pontífice, entre obispos y periodistas provenientes del Vaticano. “La venida del Papa fue una oportunidad para que todos los colombianos nos reconciliemos en un momento en que estamos polarizados. La paz se construye desde cada corazón y persona, reconciliándonos con nosotros mismos y con la creación”, concluye.

Fuente: El Diario del Llano – HOLA Casanare

Continue Reading
Advertisement
2 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

META

Entregan segunda fase del parque solar Bosques de los Llanos II, en Puerto Gaitán

Published

on

By

El Presidente de la República, Iván Duque Márquez, entregó oficialmente este viernes la segunda fase del parque solar Bosques de los Llanos II, proyecto generado por Matrix Renewables y Trina Solar, que se suma a la política de incorporación de energías renovables en la matriz eléctrica de Colombia.

“Un proyecto, que trae Trina Solar SAS, va a permitirle a miles de familias en la red de energía tener energía segura, confiable y permanente. Este proyecto ya tiene básicamente dos etapas: la primera fue de 20 megas, la segunda de 20 megas, que es la que estamos viendo hoy”, dijo.

El Jefe de Estado durante su intervención en el acto de entrega de la segunda fase del parque solar Bosques de los Llanos II, que se realizó en Puerto Gaitán (Meta), subrayó que estas dos etapas representan lo que tenía prácticamente Colombia en renovables en agosto de 2018.

“Vamos por la cuarta y la quinta, donde entrará Isagén. Eso representa 100 megas, solamente este proyecto Bosques del Llano representa, básicamente, tres veces todo lo que tenía Colombia en renovables en agosto de 2018”, señaló.

El parque solar cuenta con una capacidad instalada de 20 megavatios, generará 51 GWh de energía anual, equivalente a lo que consumen 23.800 familias, y permitirá la reducción de cerca de 19.450 toneladas de CO2 al año.

La segunda fase se suma a la que fue puesta en funcionamiento en noviembre del año pasado y, actualmente, avanza la construcción de la tercera fase.

Las tres fases de este proyecto, desarrollado por Matrix Renewables y Trina Solar, cuentan con las mismas características y capacidad. Es decir, en total, aportarán 60 megavatios de capacidad instalada en este tipo de fuente no convencional de energía renovable.

El Presidente reveló que se tiene el propósito de que al finalizar este año se esté entregando el parque eólico más grande en la historia del país.

Por último, recordó que el país dio un salto histórico en la incorporación de energías renovables, que le permitirá aumentar más de siete veces su capacidad instalada para la generación de energía solar y eólica en 2022.

Fuente: Presidencia de la República

Continue Reading

META

Por arboricidio en Castilla La Nueva fueron capturados tres hombres

Published

on

By

Autoridades policiales y ambientales lograron en Castilla La Nueva la captura de tres hombres de 40, 57 y 63 años de edad por el delito de ilícito aprovechamiento de los recursos renovables.

Gracias a la denuncia ciudadana, se informó a la Policía Nacional de una posible afectación al medio ambiente en una finca de la vereda el alto corozal del municipio de Castilla La Nueva, una vez verificada esta información, se organizó para sorprender en el lugar a los infractores.

En ese lugar fueron sorprendidos tres ciudadanos que se encontraban realizando excavaciones y barridos en la zona boscosa en área protegida del rio Guamal, afectando 60 hectáreas de bosque, canalizaron el morichal para extraer agua para el riego de cultivos de palma africana, sin las autorizaciones por parte de la autoridad ambiental.

Durante el operativo fueron incautados una retroexcavadora marca Komatsu y un tractor de oruga marca Caterpillar, avaluados en más de 580 millones de pesos.

Los capturados fueron dejados a disposición de la Fiscalía de turno del municipio de Acacias, mientras que la maquinaria amarilla incautada fue entregada bajo custodia de la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Área de Manejo Especial la Macarena.

 

Fuente: Policía Meta

Continue Reading

META

Capturan en Puerto Gaitán a dos mujeres que transportaban marihuana y cocaína

Published

on

By

Uniformados de la Seccional de Tránsito y Transporte del Meta lograron la captura en flagrancia de dos mujeres por el delito de fabricación, tráfico, porte de estupefacientes en el municipio de Puerto Gaitán.

En la carrera 6 con calle 12 sector del parque la Macarena, uniformados detuvieron a dos mujeres de 26 y 30 años de edad, las cuales tenían  en su poder 2.000 gramos de marihuana y 120 gramos de clorhidrato de cocaína, asimismo, les fue incautado dos celulares avaluados en mas de dos millones setecientos mil pesos.

Estas mujeres junto con los elementos materiales probatorios, fueron dejadas a disposición de la Fiscalía Séptima Local del municipio de Puerto Gaitán.

La Policía Nacional demuestra el compromiso de las unidades policiales para luchar contra este delito que afecta la seguridad ciudadana.

Fuente: Policía Meta

Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Lo Mas Leido